Usted está aquí

De gatos y ratones

De gatos y ratones
Colaboraciones

Deporte, Historia

Domingo 03/09/17

Decía mi abuela, que aunaba en un cuerpo enjuto la sabiduría de una persona que pasó hambre y un ingenio producto de la necesidad y escasez de recursos, que lo importante no es si el gato es negro o gris sino que cace ratones. Con el deporte ocurre lo mismo, no es ya que tipo de deporte practiques sino que lo hagas. Todas las organizaciones, esas que parecen serias y que cuando oyes su nombre te dan ganas de ponerte firme y saludar en modo marcial, recomiendan practicar deporte.

La pregunta que todos nos solemos hacer es ¿qué deporte?, puedes practicar deportes de equipo como fútbol, balonmano, baloncesto, etc… puedes decantarte por disciplinas que son individuales pero que tienes a un rival como el tenis o optar a algo más individual como puede ser el atletismo, natación, ciclismo, etc…

Para empezar a cribar podríamos empezar con el factor management, que viene a decir que si quieres que algo se ejecute simplemente has de crear una comisión y meter a mucha gente en ella, tendrás por seguro que nunca se encontrará una solución, todo se retrasará y al final acabaran enfadados unos con los otros. En los deportes pasa lo mismo, que no se ponen de acuerdo en horarios, fechas, formas de jugar, y sobretodo que Paco es un individualista y nunca la pasa, por lo que al final, por unos o por otros, la casa sin barrer.

Claro que para ser honesto esto ocurre cuando se montan equipos de calvos contra más calvos o lo que otrora se llamaba solteros contra casados. Lo normal es que si estás en edad de merecer te apunten a un club o a un equipo y los horarios y entrenos ya no dependen de un consenso sino de un entrenador, de un coordinador y de una estructura que, afortunadamente, tiende a ignorar a los padres y mira por que los niños aprendan, jueguen, se diviertan y hagan deporte.

El siguiente salto sería los deportes individuales con contrario. Aquí es más sencillo porque solo necesitas a un contrario y no hay que liarse demasiado. El único inconveniente es que al final te acostumbras a jugar contra un persona, del mismo modo que me pasó cuando me dio por el ping-pong, me adapté a jugar contra un zurdo y cuando un día vino un diestro no las veía venir. Otro problema que quizás puedas tener es que seas un líder nato y todos quieran jugar contigo y al final parezcas la reina del baile con toda un fila de gente deseando batirte en la pista. Pero la verdad, si este va a ser el mayor problema que puedas tener, firma ahora mismo. Quedas con tu rival, jugáis, sudáis y luego os metéis un batido proteico saludable como el Flash Recovery (si, hay que hacer publicidad subliminal que para eso me dejan escribir).

Por último nos quedarían los deportes de San Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como. Te pones calzado deportivo -esto sería el mínimo indispensable- y a correr o a ir en bici por estos mundos de Dios, y si tienes el cuerpo rumbero también te haces alguna que otra foto para colgarla en el Instagram. Aquí todo son ventajas, tu decides el cómo, el dónde y haces lo que quieras, ya sea correr, levantar pesas o ir en vehículos de dos ruedas con tracción humana. Puede que quizás parezca solitario pero sin duda y con el tiempo, acabarás en algún club o pandilla de personas que quedan para correr, algo como el Camino De Santiago, que se va en grupo pero se recorre solo y es al final de cada etapa donde socializas.

La ventaja es que tenemos a nuestra disposición deportes para todo gusto y colores y simplemente has de buscar el que más se ajuste tus aficiones y a tus red social. En mi caso yo entro en el sector de deportes de equipo, es lo que he vivido de pequeño y tal como soy físicamente no es que tenga un cuerpo de atletismo y me niego a ir en bicicleta por la ciudad porque sino me he sacado el carnet de conducir porque no me fió de los conductores, imaginaros lo que me fío de ellos cuando voy sin ningún tipo de cubícolo que me proteja. Lo que si hago, cuando todos desaparecen en vacaciones es andar, que es algo que si me gusta y me puedo ir de punta a punta de la ciudad ensimismado en mis pensamientos.

Pero sea como sea, haz deporte porque es bueno para tu cuerpo, despeja tu mente y si perseveras un poco, hasta haces nuevos amigos. Y por cierto, el levantamiento de cerveza en barra o los cien metros siesta todavía no se consideran deportes.

Publicado en Push Bars

Sin votos (todavía)
Lecturas: 2.529
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.

Comentar