Usted está aquí

Es la economía estúpido

Bill, Clinton para los despistados, acuño una frase que se ha convertido en un icono: Es la economía estúpido. Hablamos de proyectos, de política, de productos, pero nos olvidamos de algo fundamental: hay que atarlo todo a un modelo real de negocio, y cuando digo real, no me vale lo de adquirir una masa crítica y luego ya veremos. Hay que tener ciertos conocimientos en esta área, sino tu mismo, alguien de tu entorno para que te guíe por estos derroteros. Sino es así, ya puedes buscarte un Grado en Economía para poder bajar tus ideas del Power Point al mundo real.

Nos podrá gustar más o menos, pero vivimos en una sociedad basada en un modelo económico de coste-beneficio. Pagamos por algo -tiempo, dinero, etc- a cambio de tener ciertos beneficios -tiempo, amor- sino podemos establecer estas relaciones y cuantificarlas de alguna forma, será imposible hacer los análisis necesarios para poder mantener nuestro producto, nuestra política o cualquier otro tipo de filosofía que queramos aplicar.

He conocido cientos de proyectos que su único objetivo era crecer y tener una masa de usuarios sin tener un modelo de negocio detrás. El resultado estaba cantado, sobretodo en este país, han acabado cerrando las puertas porque no podían inyectar capital suficiente para mantener el crecimiento, y esto ocurría porque no existía un modelo claro. Otros tantos proyectos eran preciosos, de un calado humano te conciliaba con la especie humana, pero de nuevo, no existía una comprensión económica: ¿porqué y a cambio de qué?, y el proyecto fallaba al no saber analizar y monetizar esas variables.

No me sirve que me digas que tu trabajas en proyectos que te hacen sentir bien, porque esa misma frase es pura teoría económica: das unos servicios a cambio de tener cierto bienestar espiritual y ciertos ingresos. La ecuación sigue ahí, pagas/das por tener algo a cambio que te satisfaga.

Creo que es importante tener esto en mente, ya sea para proyectos empresariales puros como para cualquier otro tipo de relación. Saber que te cuesta y que obtienes para mantener un equilibrio contable de tu persona. No puedes estar dando sin recibir y no es normal recibir sin dar nada a cambio. Lo vemos en las empresas, en las parejas, en cualquier sitio.

Así que no te sorprendas demasiado si te digo que es la economía lo que determina nuestras vidas.

Película: Trading Places

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 541
Lecturas hoy: 1
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.