Usted está aquí

Vida

Tu patria mis zapatos

Tu patria mis zapatos

No se quién dijo eso de que no hay preguntas tontas sino respuestas estúpidas. En cualquier momento se te puede acercar un desconocido y en vez de regalarte flores como dice el anuncio te haga una pregunta de las que consideraríamos tontas, pero es en estas cuestiones done quizás nos definamos más a nosotros mismos más que al interlocutor.

No acierto ni por casualidad

No acierto ni por casualidad

Stephen King es Dios, ya se que diciendo esto mi Olimpo particular se parece muy poco a una religión monoteísta pero soy partidario de un sistema con equilibrio de poderes y pensar en un sistema con un solo jefazo, por mucha barba que tenga y por mucho que le digan el papá azul no me acaba de tranquilizar. Pero a lo que íbamos, el bueno del Esteban decía que escribía novelas para ahorrarse el psicólogo, no solo le salía más barato publicar novelas sino que además ha ganado unos buenos dinerillos con su terapia de escríbaselo usted mismo.

Creatividad, picardía y pasión

Creatividad, picardía y pasión

Solo hay una vida y hay que vivirla, sea en tu ámbito personal o en tu ámbito profesional. Ahora mismo, quedan quince minutos para que me vaya a dormir, pero como me gusta escribir aquí estoy dándole al teclado intentando explicar porque hay dejarse llenar por los temas que te apasionan, por los que te hacen sonreír, por los que te levantas de la cama para comerte el mundo.

Deberías de tener miedo

Deberías de tener miedo

Esta mañana hemos tenido unos atentados en Bruselas, no hace mucho otro en París y a estos les podemos añadir la guerra en Siria, la crisis económica que está haciendo desaparecer la clase media, refugiados acumulados en las pueras de Europa, todo lo que creíamos seguro se esta desmoronando y cada vez quedan menos clavos a los que agarrarse.

Profundidad y amplitud

Profundidad y amplitud

Hay que tener curiosidad, cada vez estoy más convencido. Ganas de aprender cosas, de conocer nuevas ideas, personas o lo que sea, pero alimentar de forma constante a nuestra mente. Tener retos, ilusiones, proyectos que nos dejen un poso de satisfacción al acabar el día. Es la mejor manera de poder seguir siendo útiles, empleables, o lo mejor de todo, estar a gusto con nosotros mismos.

Es sólo un viaje

Es sólo un viaje

Ayer Judith Ruiz, una amiga compartió un artículo sobre la depresión de Andreas Lubitz. Aunque no estoy del todo de acuerdo con la teoría subyacente que parece exculparlo, si que es relativamente cierto que en ocasiones estamos demasiado perdidos buscándonos y en nuestra propia ignorancia nos dedicamos a aplicar la teoría Vicente, que básicamente es seguir al resto de la gente.