Usted está aquí

Los abogados no son una navaja suiza

Los abogados no son una navaja suiza
Imagen de Jose 	Salgado
Derecho

Abogados, Cambio

Jueves 26/11/15

¿Sabéis porque los tiburones no comen abogados?, por cortesía profesional. Chistes[1], chascarrillos y anécdotas sobre la profesión legal tiene una larga historia en el mundo del humor y la comedia. Como suele ser, extraen los tópicos de la profesión y lo pasean por el callejón del gato[2]. Personas que viajan solos, que no confían en nadie, que no comparten y que viven de lo que cazan.

Esta era su realidad, pero esta visión sobre la que se ha construido la profesión está cambiando. En un mundo global, interconectado y cada vez más regulado es virtualmente imposible el one man show que antes se prodigaba. No hay forma humana de sobrevivir si un abogado ha de realizar el marketing, la venta, el caso, el análisis, la facturación y la gestión de clientes.

Esto no solamente es cierto por la gestión de tiempo, sino por la especificidad de habilidades necesarias para cada contexto. No es lo mismo ser comercial que saber gestionar tu base de datos de clientes, que tener nociones de finanzas y mucho menos, ser excelente en la práctica legal.

He hablado con cientos de abogados, supongo que es cosa de ser psicólogo y meterme en este mundo, pero gracias a esa habilidad que nos enseñan en la facultad consigues más información de la que podrías esperar y el resultado es invariablemente el mismo. A todos les gusta picotear un poco de todo durante cierto tiempo para tener una visión global, esto es algo sano y una buena idea para ser consciente del enorme corpus legal al que tendrán que enfrentarse, incluso en algunas firmas les dan formación comercial y financiera, pero al final siempre ocurre lo mismo, quieren ser especialistas en un área o ser generalista. No hay más opciones.

Además de este recorrido, hay otro vector que también se ha de considerar en el vector de futuras carreras profesionales, puedes ser un abogado orientadas a ventas o marketing o orientado a la práctica legal. Es perfectamente comprensible que existan profesionales que tengan una gran aversión a tratar con el cliente y que quieran sumergirse en la jurisprudencia, y del mismo modo, es razonable que otros prefieran el trato con el cliente, ir a foros, seminarios, vender, y la sola idea de tener que leerse dos mil páginas de un caso les produzca la más profunda de las perezas.

La práctica legal del futuro pasa por equipos multidisciplinares, y no siempre serán abogados, con la misma capacidad de decisión o más que cualquier socio del bufete para poder alinear le conocimiento legal con la sociedad que les rodea. Puede que les moleste tener a un experto de marketing o tecnología en su consejo de administración, pero han de incorporarlo sino quieren quedarse fuera de juego y dedicando a dar brillo a ese título del que está tan orgulloso.

Lo digo muy en serio, yo vengo del mundo de la tecnología y jamás se nos ha ocurrido enviar a un técnico puro a casa de un cliente, el técnico se pondrá histérico y el cliente no entenderá nada de lo que le está contando. Se envían comerciales con formación técnica -sean o no ingenieros- ejecutan y traducen el proyecto, el ingeniero lo ejecuta, y un equipo de finanzas y de retención de clientes sigue el caso. Y ha funcionado hasta ahora, en menos de cien años hemos pasado a tener más tecnología en un móvil que el Apolo XI.

Los abogados están en la posición de sumarse a un cambio que representara una mejora en su vida y probablemente en su sueldo si aprenden a trabajar en entornos mixtos, colaborativos, distribuidos, y sobretodo, sin abogados por todos los lados.

Soy consciente que este cambio va a costar de aceptar, que no todos están preparados para dar entrada a otras profesiones, y dar entrada con voz y voto en las decisiones corporativas, pero le pregunta final no será esta, sino cuanto tiempo podrá retener a sus clientes hasta que se marchen a otras ofertas que les dan el servicio que piden y de la forma que lo quieren.

Película[3]

Su voto: Ninguno (2 votos)
Lecturas: 798
Lecturas hoy: 1
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.