Usted está aquí

El 14

En esta comunidad, compuesta por los post de mi antiguo blog de tatxe, está nombrada en homenaje a esas épocas de Intecom con Ángel Cortés, Fermín Clemente y toda la banda, será el lugar para relajarse y escribir sobre cualquier tema que os apetezca y que no tenga relación con la empresa ni con ningún tema serío. Es, y espero que sea, un cajón de sastre donde soltarse el pelo y dejar que la literatura releve al timón al manager, director o aprendiz de algo. Es hora de quitarse la corbata, relajarse y no creerse que todo lo que se escribe en esta comunidad es verdad, sino simplemente un ejercicio de retocer la realidad hasta hacerla irreconocible. Ah, y como disclaimer, no siempre lo que se publica ha de reflejar la posición del autor o de la web sobre el tema, es solo un espacio para dejarse llevar sin pensar en lo que dirán.

El tiempo es una dimensión en la fábrica del cosmos

Vale, reconozco que como argumento para justificar que en el partido de padres contra el equipo sub 30 del colegio es hilar muy fino y esconderse detrás de los números para no aceptar que uno ya tiene una edad y no está para muchos trotes.

Tener muchos problemas no es el problema

Estamos en un momento espacialmente interesante, si con interesante queremos decir con esa época en la que la indignación corre por sus anchas y la gente está a dos telediarios de hacer de su capa un sayo, que salga el Sol por Antequera, que cada palo aguante su vela, y por supuesto, que a todo cerdo le llega su San Martín.

Hay ciertos temas en los que opinamos sin ser conscientes de que no tenemos ni la más remota idea, pero por eso precisamente soltamos lo primero que nos pasa por la cabeza. Aunque ahora que lo pienso, y sobretodo lo siento, vengo de que me venden un dedo con capsulitis y escribir está siendo un dolor intenso y penetrante.

Como no, huelga de transportes públicos que es algo que siempre agradecemos la gente que no tenemos ni coche, ni moto y ni siquiera carnet.

Me he levantado a las once de la mañana, hace un día estupendo, es Sant Jordi y estoy en mi terraza disfrutando de un día maravilloso. Me he levantado con esa sensación de tranquilidad y de claridad que solo te da el haber dormido bien. Tengo las ideas claras, los conceptos claros, y los ojos con unas legañas que parecen pelotas de fútbol.

Trabajes donde trabajes siempre hay algo que te llama la atención, una tarea que te motiva más, en la que te desenvuelves mejor y sobretodo, en la que no te aburres y ves campo para aprender y mejorar. Por eso me fascina la gente a la que le das la opción de escoger, de dibujar que camino quiere correr y entonces te miran con cara de susto y te dicen que no saben. 

Ya se ha acabado esta semana, que ni ha sido fiesta ni ha sido vacaciones, una especie de sandwitch mixto que hace que la mitad de la gente se vaya de vacaciones y la otra mitad trabaje, con lo que no sabes si cerrar o seguir abierto.