Usted está aquí

El post de la curva

Dicen los bloggers con canas que detrás de cada urgencia, detrás de cada falta de tiempo para poder entregar existe un artículo para escribir. No todos consiguen verlo porque la mayoría siguen con los ojos pegados en la agenda y haciendo malabares entre el móvil, el teléfono y el ordenador, con lo que el tiempo se les escapa entre los dedos y no consiguen ver como te llama desde ese cursor que parpadea allí, arriba a la derecha.

Yo era de los que no me creía esta leyenda, pensaba que era una de esos mitos que se auto replican y se extienden sin que nadie se haya tomado el tiempo para verificarlo. Pensar que si te fijabas bien, si te relajabas y te olvidabas de todo lo que te está preocupando y llenando tu tiempo consciente aparecía un artículo, con su título, sus palabras claves, su concepto, las ideas a desarrollar, todo preparado para que simplemente hicieras uso del clásico comando de seleccionar, copiar y pegar.

Como creo que no hay nada más didáctico que una buena experiencia y aprovechando que últimamente tengo la sensación de que mi tiempo no me pertenece y que por mucho trabajar la lista de tareas se incrementa proporcionalmente a mi casación, quise hacer la prueba. Cerré los ojos, vacié mi mente y pronuncié tres veces delante de la hoja en blanco las palabras que sólo los iniciados conocen.

Una vez, dos veces y tres veces, respiré hondo y esperé pacientemente a que se apareciera ante mi. El silencio empezó a ganar espacio a los ruidos de los vecinos, el sonido de la televisión que venía del comedor, las risas de mis hijos de antes de ir a dormir, poco a poco, todo se convirtió en un ruido sordo y la electricidad estática empezó a recorrer mi cuerpo y a erizar mi piel.

Sentía que estaba cerca, que pronto podría descubrir si el mito era real o una simple invención de esos autores que en vez de escribir se dedican a dar consejos de como hacerlo. El tiempo parecía deslizarse como una yema de huevo, agarrándose a cada segundo, avanzando despacio y dejando una marca de que empezaba a notarse la distorsión.

Quería abrir los ojos, ver lo que ocurría, el ambiente estaba cargado de energía y mi curiosidad luchaba contra mis párpados para ser testigo ocular de lo que sucedía a mi alrededor. Con más esfuerzos de lo que uno podría pensar, mantener los ojos cerrados no es tan fácil como podría parecer, apreté los párpados con fuerza y me concentré en mi respiración. Inspirar por la nariz, usando el vientre en vez de los pulmones, retener el aire, expulsarlo por la boca. 

Enfoqué mi pensamiento en un punto, evitando que toda distracción me hiciera perder mi objetivo, lanzando todas las ideas que me venían a la mente a ese círculo negro que había imaginado para mantener la mente abierta y libre de distracciones. Mi objetivo era muy claro, quería conocer al post de la curva y este era tan buen momento como otro cualquiera.

El silencio parecía haber sido sustituido por un ruido sordo, que puede parecer una tontería de descripción pero es la definición más cercana que os puedo dar. Como si una vibración hiciera resonar todos los muebles, la cama donde estaba tumbado con mi ordenador, la mesita, el nórdico parecía crepitar y las partículas se convirtieran en onda y vibrarán todas en la misma frecuencia.

Mi conciencia pesaba cada vez más, me sentía cada vez más relajado y con la mente más abierta aunque seguía luchando con las ideas y pensamientos que me distraían, pero seguía arrojándolas al punto negro. Nada me impediría comprobar si este mito era cierto o no.

El siguiente recuerdo que tengo es el de apagar el despertador, me había quedado dormido con el portátil entre las piernas, tenía la columna desencajada y un dolor de espalda que todavía arrastro a estas horas. Quizás estaba muy cansado, quizás demasiada cosas en la cabeza, pero lo único que conseguí es quedarme dormido y sin poder comprobar si la leyenda es cierta.

Lo que si os puedo asegurar, es que todo el día de hoy ha sido de lo más fructífero a la hora de generar ideas. No tengo post, lo tengo que escribir yo ahora, pero mi libreta de potenciales artículos está repleta de artículos que pueden ser interesantes, no tanto para vosotros, sino para mí y para liberar esos pensamiento de los que no siempre eres consciente pero que te vienen a visitar en sueños y te susurran al oído palabras que te hielan la sangre. 

Película[1]


[1] Mauri

Sin votos (todavía)
Lecturas: 649
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.