Usted está aquí

El tiempo es una dimensión en la fábrica del cosmos

El tiempo es una dimensión en la fábrica del cosmos
El 14

Tiempo, Edad, Reto

Martes 13/06/17

Vale, reconozco que como argumento para justificar que en el partido de padres contra el equipo sub 30 del colegio es hilar muy fino y esconderse detrás de los números para no aceptar que uno ya tiene una edad y no está para muchos trotes. Pero para descargo de los padres, personas sacrificadas en dar ejemplo a sus hijos diciendo la verdad y aceptando las consecuencias de sus actos, dejarme comentar un par de detalles.

Lo primero de todo es que he vuelto a jugar hace un mes y medio, con lo que desde que empecé hasta el día de hoy mi forma física ha mejorado sustancialmente, la única pega es que mi cuerpo no está para aceptar mejoras y tengo los tobillos tan sensibles que parece que vaya pisando huevos cuando camino.

Si con mis tobillos no fuera suficiente, me dan rampas en los muslos de vez en cuando y los dedos los tengo en modo simpático después de intentar dos pelonas a base de insertar mi dedo índice en el corazón de la pelota. No me he lesionado pero parezco ET señalando el camino de vuelta a casa.

Sumado a todo esto está la equitación deportiva, que uso la misma que llevaba hace veinte años, con lo que a nivel estético parezco más una morcilla de burgos, bien prieta y llena de sus lípidos y bien rica cuando la haces a la brasa, pero no corriendo arriba y abajo de una cancha de basquet.

Otro punto a tener en consideración es que no jugamos en un pabellón, con sus aros bien preparados y su parquet. Es un campo que parece sacado directamente de la zona de muestras de baldosas de cocina. No es sólo que es bastante antiestético, sino que resbala como si fuera el lugar de prácticas para curling, con lo que además de ir como si pisaremos huevos, tenemos que ir todavía más lento para no matarnos cuando jugamos.

Por último, y creo que el facto definitivo, no se puede pretender jugar a la una de la tarde con una temperatura en pista que supera los treinta y tres grados. Seamos serios, si el cuerpo humano es un ochenta por ciento de agua, el de los padres es de un treinta por ciento de agua y un cincuenta por ciento de cerveza, y la cerveza no sirve para nada cuando está caliente. Os juro que pasadas seis horas después de jugar todavía sentía como el calor salía de mi como si fuera una vulgar Meagan después de una charla con el padre Karras.

Pero más allá de mis excusas, lo que si tengo claro es que voy a repetir, no solo por el ambiente que me gusta y me siento cómodo, sino porque con los líos que llevo a nivel profesional el tener un lugar donde sudar, desahogarme y hacer cuatro sprints antes de sacar el pulmón por la boca, me está ayudando a sobrevivir todo este momento.

Además, normalmente jugamos padres contra padres, con lo que las diferencias obvias de edad: rapidez, fuerza, reflejos, etc… no existen ya que todos vamos mermados de fábrica a la hora de jugar y parece que hay incluso emoción cuando hacemos nuestros partidllos.

¿Y que le puedo decir a mis hijos?, lo que les digo siempre, no es cuestión de ganar, sino de pasárselo bien, disfrutar y esforzarse para hacerlo lo mejor que puedas, si has cumplido, has de estar contento y felicitar al contrario, te haya ganado o haya perdido. Porque en el fondo, esto es un deporte y no hay que buscarle épicas, gente que por diversas razones intenta tener un poco de salud en sus vidas mientras se divierte con sus amigos.

Película[1]


[1] About Time

Sin votos (todavía)
Lecturas: 4.427
Lecturas hoy: 1

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.