Usted está aquí

Las cosas que escribo

Repasándome las estadísticas de la web   me ha dado por pensar, algo que normalmente no es algo bueno pero que uno no puede evitar siempre que quiere. Me he estado fijando las cosas que escribo, como quedan, y la repercusión que tienen. Para ser honestos, yo no repaso lo que escribo, una vez acabo ahí se queda, y normalmente empiezo con una idea y luego divago, aunque no voy a negar que han existido ocasiones en las que me he forzado a escribir sobre un tema, pero normalmente acaban saliendo unos post que dan bastante asco.

Lo que si me he dado cuenta, es que escribir es algo que llevo haciendo mucho tiempo, que es algo que me divierte y me entretiene, que a veces me salen cosas geniales y que otras menos geniales, pero lo que considero fundamental es que tengo que escribir sobre lo que me apetezca para que cuando lo relea no me den arcadas. Puedo intentar ser gracioso o a veces serio, pero ha de ser algo que salga realmente de dentro de mi. El tema es indistinto, puede ser algo personal o de trabajo, afortunadamente tengo material de sobras para hacer parodia, ironía y sarcasmo del mundo laboral del internet, y tengo una vida personal tan rica que casi debería de salir en el programa de Arguiñano.

Y vuelvo a lo mismo, no escribo para tener branding, ni marca personal, ni ser gurú, ni nada... no tengo más pretensión que en los días aburridos, que todos tenemos de eso, releer las burradas que he escrito, ver como mi opinión evoluciona, o simplemente recordar los viejos tiempos. Veréis en internet gente que si escribe sobre solo un tema, que se especializan en algo en concreto ya sea por que le gusta o porque están trabajando duro para ganarse fama y prestigio. Yo los respeto, pero a no ser que realmente sean unos apasionados, en el fondo me dan lástima. Estar todo el día escribiendo sobre un determinado tema, ha de ser extenuante.

No voy a negar que a veces se me va la cabeza y pienso que con lo que yo se de algunas cosas, con lo que he vivido y he aprendido, podría abrirme paso evangelizando, pero es que me da una pereza que me muero. Prefiero pasar el tiempo tomando un buen café con los amigos, escuchando las payasadas que hacen mis hijos, o simplemente hablando con mi pareja. Quizás, como dicen en esta web, soy un introvertido profesional (ojo, que ha sido noticia meneada y puede que no os cargue), puedo contar mis amigos con los dedos de una mano, y la última vez que fui a un evento social creo que tardé menos de 5 minutos en volver a salir por la puerta.

Por otra parte, durante el día voy anotando temas sobre los cuales me gustaría escribir, pero que normalmente por ser temas bastante densos, siempre los dejo aparcados para el día que esté tranquilo, mi mente este en modo Zen, y no haya nada urgente para arreglar, ninguna reunión en la siguiente media hora, y lo más difícil, sin llamadas ni emails. La lista es variada, va desde la búsqueda de la verdad en los medios, pasando por las "personificaciones" de las empresas en las redes sociales o ahora mismo, el cabreo que tiene que tener Einstein con lo del neutrino acelerado ese. Pero como ya podéis observar o apreciar, estos temas requieren un café antes de ponerse escribir, tener claras cuatro cosas, y guardar un par de enlaces para reforzar la el punto de vista que estoy dando.

Pero no nos engañemos, es un blog, que nació hace casi once años y que ha tenido distintos compañeros de bloguerías: Post-Its sacados de la papelera,una mujer interesante y que sabe escribir pero también esta más distanciada, La Casta Diva, blog que sigue activo pero que ahora lo ha colocado en modo privado porque al fin y al cabo habla de ella misma. En fin, muchas personas de las cuales algunas siguen, otras no... pero fue y es divertido este viaje y espero seguir montado en este tren de la escritura, a pesar de que sea el que peor escribe de la gente que conozco.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 365
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.