Usted está aquí

Primero el derecho y luego el izquierdo

Imagen de Jose 	Salgado
El 14

Marrón, Paciencia, Virtud

Jueves 17/02/05

Vaya semanita que llevamos. A parte de tener que ver como operaban a un pariente bastante cercano, he desarrollado la habilidad para atraer marrones que flotan en el ambiente. Mira tu que cosas, preocupado perdido que ya estoy por el tema este de los cirujanos que me enmarronan.

La verdad es que los marrones estos son interesantes, pero realmente no tengo yo la mente para estas cosas. De todos modos, como suele pasar, hay que apretar los dientes y seguir tirando para adelante.

En todo caso, lo más divertido de la semana han sido, paradójicamente, las visitas al hospital. No se porque extraña razón, en estas situaciónes de tensión es cuando sale lo pero de mí y me da por hacer bromas, chistes y chirigotas de todo lo que pase. Pues siendo yo ya de esta guisa, solo falta que me pongan interfectos que me inciten a la broma y a la puya sarcástica.

La verdad es que te lo ponen a huevo. Lo primero fue cuando nos dicen que la operación ya había acabado y que pasáramos a ver al doctor. Nos meten en una habitación donde solo estaba una televisión de estas de TFT y una cámara, rollo tecnológico total. En esto que estabamos todos mirando donde habría otra puerta para que entrara el doctor, que va y nos aparece en la tele, como si fuera el Matías Prats y oimos que suelta "...ha tenido un problema con el corazón". La leche, todos con los ojos como platos.. ¿como que le ha dado algo en el corazón, si lo tiene como un roble, y además, que tenían que operar de una hernia en la barriga, y entre barriga y corazón hay una gran diferencia. Pero fue un puro susto, resulta que la doctora era un génio en cirujía, pero un cero absoluto en ordenar las frases de forma que tengan sujeto, verbo y predicado. Y lo que quería de decir era que "el doctor no ha podido operar porque le ha dado un problema con el corazón, pero la operacion la ha hecho otro doctor y ha salido bien". Será cabrito el doctor, ¿que le costaba decir que la operación había salido bien y luego soltarnos el rollo de los problemas cardiacos del cirujano?. Total, un susto en toda regla.

Para colmo de risas, en la sala de espera que menten mientras el paciente pasa el post-operatorio, nos encontramos con la sabiduria popular. Un tipo que nos juró y perjuró que si te cortas las uñas los lunes no tienes problemas de caries. Hasta aquí no pasa de anecdótico, pero lo que fue mortal es que mientras lo afirmaba, nos enseñaba sus encias propias, que estaban todas cariadas y faltas de dientes. Y lo mejor, es que el tipo este más que uñas, tenía ya mejillones de lo largas y creciditas que estaban (por no mencionar el color).

Y ya para finalizar, el último susto nos lo dimos al ir a la habitación que le tocaba, que nada más entrar nos encontramos de morros con la abuela de Chuckie. No veas tu que vuelco nos dió el corazón. Apostaría que el cirujano que tendría que haber operado a mi pariente cercano, fijo que vió a esta señora antes.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 233
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.