Usted está aquí

Quién no sabe es como quién no ve

El 14

Vendaje, Dedo, Deporte

Martes, 25 Abril 2017

Hay ciertos temas en los que opinamos sin ser conscientes de que no tenemos ni la más remota idea, pero por eso precisamente soltamos lo primero que nos pasa por la cabeza. Aunque ahora que lo pienso, y sobretodo lo siento, vengo de que me venden un dedo con capsulitis y escribir está siendo un dolor intenso y penetrante. Esto me pasa por volver a hacer deporte, que no niego que tiene sus virtudes, pero desde que he vuelto a calzarme las bambas me he hecho daño en el gemelo, en otro dedo, me han dado dos cozados que me han dejado dolorido durante dos semanas, y lo peor, que he descubierto músculos que creía olvidado.

Yo no se a que viene esta moda de decir que el deporte es sano, el deporte es una práctica de riesgo y más todavía si tienes canas. No voy a negar su lado positivo, liberas estresss, desconectas, y llegas a casa tan destrozado que no hay problema que sea capaz de perturbarte a la hora de domir y caes como un tronco solo para despertar descubriendo las maravillas del ácido láctico en tus músculos.

La verdad es que es incómodo escribir con una venda en el dedo gordo. Uno no se da cuenta de lo importante que es el gordo para la vida diaria. Tu vas por ahí asumiendo que no tiene relevancia, que es el rarito del grupo de cinco, pero es fundamental. Sin él no puedes coger nada, ni siquiera sonarte los mocos. No, en serio, intentar estornudad sin usar el dedo gordo, no es que sea imposible, es que la posición en la que has de poner la mano es rara de narices. Además, no solo no conseguiras evitar que rocíes al resto de gente del autobús sino que incluso te van a mirar raro y te dirán palabras soeces, sobretodo la señora que se ha puesto medio pote de laca y ahora, gracias a tu costipado, luce una fina lámina de virus varios.

Pero bueno, este vendaje me lo quitan en tres días y pronto podré escribir sin tener que morderme el labio de dolor.

Sin votos (todavía)
Lecturas: 2.493
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.