Usted está aquí

Soufle existencial

Este domingo me he levantado con el pie cruzado. Como ansioso que soy, de vez en cuando me dan estos estados mentales en los cuales me voy poniendo nervioso sin causa aparente. Me he dado un paseo, me he dado una ducha, pero no había manera de que se me pasara esta sensación, ni siquiera la malvada satisfacción de que Hamilton no puntuara en este último GP. Como la cosa estaba en aumento y ya empezaba a mosquear al vecindario, y no es plan de poner nerviosa a la pupi's carrier, me he metido en la cocina.

La verdad es que no tenía muy claro que quería hacer, simplemente empezar a trastear con cosas y ver si me relajaba un poco. Al final, después de varias veces de abrir y cerrar la nevera, he intentado hacer magdalenas sin harina. ¿Porque?, porque yo lo valgo. Al final me ha salido un souflé un poco raro, pero siguiendo los consejos de intendencia, se ha conseguido arreglar con un poco de chocolate por encima.

Si es que ya ves, el chocolate no solo es un buen sustituto del sexo (por nosequé tipo de principio químico que se produce en el cerebro), sino que además te puede arreglar casi cualquier postre.

En otro orden de cosas, este fin de semana ha tocado bricolage. Hemos reestructurado el lavabo para la llegada de los ñajos. Todos los medicamentos y enseres de higiene los hemos colocado en un par de armarios que hemos comprado por internet en las francias del norte. La verdad es que son la mar de majos y cada vez tengo yo más inquietud que los xurumbeles acaben siendo unos fashions victims y desprecien la utilidad de un buen chandal en domingo. En fin, ya veremos que pasa.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 251
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.