Usted está aquí

Tres meses tres

Imagen de Jose 	Salgado
El 14

Cambios, Mudanzas

Lunes 16/01/06

Esto es como en los toros, seis toros seis, pero en versión calendario:tres meses, tres. Son tres los meses que quedan hasta poder tener algún puente, senda, camino, acueducto o cualquier cosa que sirva para tumbarse a la bartola. Desde que han pasado las navidades que cada vez estoy más cascarrabias. Además, no se porqué extraña manía cósmica, cuando más irritable estás más intenta irritarte.

Antes que nada, voy a poner un poco de antecedentes. Yo trabajo en una empresa que está participada por otras dos, y con una de las cuales compartimos oficinas. A parte de esta relación compartimos servicios centrales (finanzas, director general, etc...).

El caso es que hoy he llegado tan campante al trabajo a esas horas en las que todavía no han puesto las calles y me encuentro con mi jefe en la puerta. El bendito se había dejado las llaves y como nosotros somos los primeros en entrar en toda la oficina, porque realmente hay que estar muy zumbado para entrar a trabajar a las siete de la mañana. Le saludo, me saluda y empieza a quejarse entre dientes -porque este también tiene un futuro como cascarrabias que espanta-. Como no me entero de lo que dice, voy a abrir la puerta y me doy cuenta del motivo de su cabreo: las buenas gentes con las que compartimos oficina han pegado su logo encima del nuestro, con lo que ahora no hay nada que indique que trabajamos allí. Manda huevos, no podrían colgarlo más arriba o más abajo no... lo han puesto ENCIMA.

Yo puedo entender que uno vaya con prisas y se despiste y cuelgue un rótulo torcido, pero que tape otro por error es algo que no cuela. Y para colmo, son tan cutres que el cartel es una hoja impresa, nada de cartelito más o menos presentable. Una hoja impresa con el logo (que fijo que lo han cogido de la web y con el Photoshop lo han redimensionado). Manda narices.

Otra de las que nos han hecho es que nos cambian la red sin avisar y nos dejan desconectados. No habría problema si fuéramos unos pescateros, pero es que somos una empresa totalmente internet, fuera de ahí no existimos. Necesitamos conexión constantemente para poder trabajar. ¿Alguien nos avisó?¿alguien nos dijo que cambiarían la red?... que va, no vaya a ser que nos envían un memo y nos da por leerlo y nos preparamos para no quedarnos off-line todo el día.

Pero de la serie de despistes que más risa me han dado fue lo del teléfono. Durante la primera semana de trabajo no recibíamos llamadas y pensábamos -ilusos nosotros- que era porque al ser final de fiestas la gente estaría pensando más en como adelgazar esos 5 kilitos de más que en trabajar. No fue hasta que por casualidad nos llama un cliente al móvil y se caga en nuestros muertos por no contestar el teléfono. Acojonados nos quedamos todos, nos habían cortado el teléfono y no habían avisado. Empiezas a preguntar quien ha sido el zarpas y nadie sabe nada, es el típico caso del teléfono depresivo que acaba suicidandose fiestas señaladas.

Como colofón al tema teléfono, pues seguimos sin él, y hemos tenido que hace un trapicheo para poder tener una línea por donde llamar y enviar faxes. Hemos cambiado los datos en la web y con los clientes que habitualmente nos comunicamos, pero la verdad... es que tiene delito la cosa.

Lo más deprimente del caso es que todos ellos son buenos tipos uno a uno, pero no se que les pasa, que cuando se corporativizan pierden los papeles y se vuelven unos funcionarios de pro. Vivir para ver.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 343
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.