Usted está aquí

El 14

Solapas principales

En esta comunidad, compuesta por los post de mi antiguo blog de tatxe, está nombrada en homenaje a esas épocas de Intecom con Ángel Cortés, Fermín Clemente y toda la banda, será el lugar para relajarse y escribir sobre cualquier tema que os apetezca y que no tenga relación con la empresa ni con ningún tema serío. Es, y espero que sea, un cajón de sastre donde soltarse el pelo y dejar que la literatura releve al timón al manager, director o aprendiz de algo. Es hora de quitarse la corbata, relajarse y no creerse que todo lo que se escribe en esta comunidad es verdad, sino simplemente un ejercicio de retocer la realidad hasta hacerla irreconocible. Ah, y como disclaimer, no siempre lo que se publica ha de reflejar la posición del autor o de la web sobre el tema, es solo un espacio para dejarse llevar sin pensar en lo que dirán.

Acabamos de conseguir que los enanos se duerman. Últimamente cuesta lo suyo porque dicen que tienen miedo, especialmente de las personas feas. Eso me tranquiliza porque si yo soy una persona normal para ellos, el umbral de la belleza esta notablemente bajo. Pero no me voy a engañar, a veces tengo arrebatos como el que me acaba de dar.

Cada vez estoy más convencido que todo aquel que trabaje en marketing debería de estar rodeados de niños o de borrachos. No se como lo consiguen pero siempre le dan una vuelta de tuerca a la realidad y salir con una interpretación distinta a lo convencional, que no solo es impactante, sino que suelen ser ideas pegadizas, ideas fuerza que les llaman algunos.

Detrás de toda esta vida llena de glamour, lujo, joyas y mujeres tan bellas que provocan cegera al mirar su sombra al pasar, existe un mundo más tangible, más cotidiano. Y yo, como todos vosotros, tengo el mio. Mi mundo tangible y cotidiano suele girar alrededor de mis hijos y resulta que hace poco se han celebrado elecciones al AMPA del colegio.

Reconozco que me he pasado mucho tiempo desconectado del mundo, centrado en mis propios asuntos y dedicando casi todo mi tiempo a mirarme el ombligo y a desarrollar una actitud epicúrea de mi vida. Pero no hay nada que dure para siempre, y entre otras cosas, al volver de mi merecido retiro, me he encontrado una serie de escándalos en la prensa que son para quitar el hipo.

Noticias