Usted está aquí

Apple, Impuestos y Europa

Tengo en común con el resto de seres humanos ciertas características, si me pinchan sangro, si me enseñan mi extracto bancario lloro y si leo la última serpiente de verano[1], me indigno como el que más. Te dejas la piel trabajando, o te quemas las pestañas intentando levantar un proyecto y ves que te van cayendo impuestos de forma ineludible y tu pagas y vuelves a pagar a un estado del que te sientes extraño, lejano y del que lo único que esperas es que deje de meter la mano en el bolsillo y te deje trabajar para darte cuenta que hay empresas que por arte de birlibirloque esquivan sus obligaciones fiscales como el que le quita un caramelo a un niño.

Después de tomarte un café con el resto de compañeros, volver a leer la noticia unas quince veces durante una semana en diferentes medios, te entra por usar esa capacidad que tienen algunos seres humanos que es la de pensar y piensas, esto no puede estar pasando de verdad y decides investigar un poco.

Si mis fuentes no mienten, o yo no las he malentendido, cada estado miembro puede poner la normativa fiscal que le salga del arco de triunfo y son los responsables de implementarla y recaudar los impuestos que hayan fijado. Basándonos en esta independencia de Europa, cada uno fija sus impuestos y sus acuerdos. Con esta base teórica se ha conseguido que exista competencia fiscal entre países y algunas deciden irse a Irlanda u otros lugares porque el estado les cobra un doce por ciento a las empresas y en España nos cae un treinta y cinco por ciento. Yo no compro en Media Market[2] pero juraría que me es más rentable establecer mi sede en Irlanda y aquí paz y después gloria.

Pero si excavas un poco más en la historia, te das cuenta que Apple no pagaba ni ese doce por ciento sino un 0,005%[3]. Por lo visto los Irlandeses tienen carencia por el whisky y por el llegar a acuerdos fiscales extraordinariamente favorables para las grandes empresas, las PYMEs es un concepto que creo que no tiene traducción al idioma irlandés[4] y se tienen conformar con el impuesto base que ya quisiera yo para mí en mi país.

Con lo que si recapitulamos, todas estas empresas pagan los impuestos que les piden, como son así de simpáticas y aprovechando que Johnny Walker está de parranda por las venas de los ministros irlandeses, consiguen un acuerdo todavía más ventajoso, y como los empresarios son gente temerosa de Dios y de las inspecciones fiscales, pagan sin intentar hacer más trampas de las que permite la ley.

En esta escena a mi me faltaría la guinda, algo que culminara el despropósito de que la UE se meta en la política fiscal de un estado y como hoy me he levantado con el pie izquierdo la he encontrado, Irlanda no quiere que Apple pague los impuestos que le reclama la UE[5]. Maravilloso, todo absolutamente maravilloso, Apple ha seguido las normas, Irlanda dice que Apple ha seguido sus normas y la UE le da un pronto estupendo y empieza a multar porque le ha dado un ramalazo ético moral realmente extraño en la burocracia europea.

Creo que en este punto mi indignación, que ya era bastante alta, consigue alcanzar récords de escándalo. Van a por Apple como podrían ir a por Amazon o cualquier otra con un argumento ético más que legal, lo cual debería reconfortarme pero resulta que Jean-Claude Junker, el presidente de la Unión Europea, tiene parientes irlandeses y llegó al mismo tipo de acuerdo con varias empresas[6], más o menos unas trescientas, para rebajarles la factura fiscal. Sorprendentemente, estas se han marchado de rositas y ya ni os cuento el bueno de Junker, que todavía sigue bailando Paquito el Chocolatero mientras sostiene un whisky on the rocks con discutible habilidad.

Además, encima de todo esto, al que multan no es a Irlanda por definir una política fiscal que UE cree ilegal, sino van a por Apple que es la que ha pagado religiosamente lo que debía -si, con condiciones que parecen un insulto, pero son las que ha conseguido-

Pero no os marchéis todavía, aún hay más, los dos trucos más conocidos para rebajar la factura tributaria de las empresas: el doble irlandés[7] y el sandwich holandés[8], siguen vigentes sin que nadie diga nada o promueva alguna legislación para eliminarlo. Aunque es verdad que siempre nos quedan voces cargadas con la dosis necesaria de ética y de moral, como Bono de U2, para denunciar estos hechos[9].

Tengamos un concepto claro, Apple ha cumplido la ley y por supuesto, esta ley es a todas luces discutible pero la justicia no habla de ética ni de moral, habla de leyes. Que me parece injusto, por supuesto, pero cada estado puede fijar sus normas y o bien la UE se convierte en algo más que una banda de amigotes y se pasa a ser realmente una unión monetaria, financiera, de mercados y sobretodo, de personas, o esto va a ser el pan nuestro de cada día.

Aunque lo que a mi más me preocupa no es tanto si Irlanda, Holanda o Luxemburgo hace este tipo de trapicheos, allá su población con sus dirigentes, sino lo que ocurre cuando se usan sistemas que corren por encima de estos para aumentar los beneficios. Esto es lo que ocurre con muchas empresas que venden servicios que se pueden prestar deslocalizados, que en el país donde se produce la venta solo tienen equipos de márketing pero el producto se vende desde algún país con una fiscalidad ventajosa, que por mucho que puedan facturar cientos de millones, en realidad no tributan en la misma proporción al ingreso generado.

Soy consciente de que esto también es legal, pero a diferencia de la política fiscal de cada país, esto si que tiene visos de poder ser abordado por la Unión Europea si fuera realmente lo que dice que es y no lo que realmente es. Pero dudo que más allá de estas cortinas de humo para distraer la atención de otros temas, creo que vamos a seguir sufriendo estas carencias éticas del sistema legal hasta que pasen una de estas dos cosas, alguien se de cuenta que se está tensando demasiado la cuerda o unos cuantos con nada que perder decidan hacer una barbacoa con funcionarios y políticos.

Y ahora que nos acercamos al final del post dejarme contaros una historia de abuelo cebolleta, allá por el año ochenta y dos mi hermano vino a casa sorprendido y durante la cena, gazpacho y tortilla de patatas porque era verano, nos dijo que el país que más plátanos exportaba era un paraíso fiscal. En aquella época esto de las tecnologías estaba en paños menores y las empresas, al igual que ahora, utilizaban todos los resortes legales para reducir sus cargas impositivas.

Resulta que el precio del plátano era de cinco euros -las cifras me las estoy inventando- y lo podías vender por diez sin problemas. Un margen de cinco euros al que el estado le hincaba el diente en forma de impuestos, un 35% en España, lo que te obligaba a pagar 1,75€ de impuestos por plátano.

El mecanismo que se ingeniaron estas empresas era importar el plátano a un paraíso fiscal y allí se lo vendían a 9€ a una filial. Les tocaba pagar impuestos sobre esos cuatro euros de beneficio, en la mayoría de casos las empresas no tributan pero digamos que lo hacen a un 5% y pagan 0,2€. Ahora se llevan el plátano al país final y lo venden por diez y pagan su 35% por ese euro de beneficio: 0,35 céntimos. El resultado total de impuestos pagados por el plátano era de 0,55.

Si os fijáis, si la empresa ejecuta sus operaciones de un punto de vista logístico, en la primera opción pagaría 1,75€ y en la segunda 0,55€. Adivinar que opción escogía las que querían maximizar sus beneficios.

Y como colofón del abuelete, no hay nada nuevo bajo el sol, simplemente sistemas diferentes para hacer lo que se ha hecho toda la vida.

Película[10]


[1]Europa muerde la manzana”. El País. 2016-09-02

[2] No se si funciona bien la ironía en este texto, pero quería decir que yo no soy tonto.

[3] Kottasova, Ivana. “¿Cómo hizo Apple para pagar solo 0,005% de impuestos sobre sus ganancias? CNN Espanol. 2016-08-30

[4] Soy consciente que en Irlanda hablan inglés, pero también tienen un idioma llamado gaélico irlandés moderno. Es que son lo más, tienen impuestos bajos, whisky a gogó e idioma propio.

[5]US$14.500 millones: por qué Irlanda no quiere que Apple le pague el equivalente a su presupuesto anual de salud en impuestos atrasados”. BBC. 2016-08-20

[6] Más de 300 empresas tienen acuerdos con Luxemburgo para pagar menos impuestos. El Confidencial. 2014-11-05

[7]El doble irlandés o cómo evitar pagar impuestos en España”. Europa Press. 2016-04-13.

[8]El «sandwich holandés» que permite a Google eludir impuestos”. ABC. 2016-02-22

[9] Baños, Antonio. “De qué lado está Bono”. El Periódico. 2014-03-16

[10] American Hustle

Sin votos (todavía)
Lecturas: 790
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.