Usted está aquí

Escuchar no es lo mismo que oír

Los lavabos son un lugar dónde además de dar solaz solución a las necesidades propias de un organismo biológico, también puede ser el lugar ideal para encontrar esas pequeñas píldoras que quizás aumenten tu visión del mundo, o en su defecto, dibujarte una sonrisa.

Frases como Por muy facha que seas tu sangre es roja y tu corazón está a la izquierda, o Si de joven no eres de izquierdas es que no tienes corazón pero si de mayor no eres de derechas es que no tienes cerebro, son pequeñas píldoras que te hacen pensar. De acuerdo que no siempre podemos leer estos pequeños haikus[1] y nos toca sangrar por los ojos cuando nos encontramos con frases como Haber si te limpias. Pero como ya dijo Pérez Reverte[2], esta generación tiene sus cosas, pero por suerte, siempre nos regalan con algunos retazos de genialidad que llevarnos al buche.

En un ámbito más empresarial, estas situaciones se dan constantemente y de forma cada vez más habitual. La ingente cantidad de información que cae en nuestras manos es tan amplia que no siempre nos damos cinco minutos para descubrir las pequeñas genialidades que puedan aparecer, quizás verdades incómodas que nadie se atreve a decirnos, o simplemente, que el día a día nos impide prestarle atención.

Una anécdota que siempre recuerdo en estos casos es cuando un manager repartió a diestro a siniestro críticas cuando un producto resultó ser un fiasco, lo divertido fue cuando todos le contestaron que le habían avisado en más de una ocasión y por email. ¿Adivináis su respuesta?, dijo que no le habían avisado lo suficiente.

Y es que es importante saber escuchar y no limitarse a oír, sobretodo cuando nos cerramos a malas noticias o nuevas oportunidades. Encerrarse en que todo va bien, somos los mejores y que nadie es más listo que tu es la receta perfecta para convertirse en un recuerdo del pasado.

Entiendo que el día a día puede ser abrumador y que en muchas empresas, más que gestionar el futuro, nos dedicamos a apagar fuegos. Pero esto no puede ser una excusa, sino tienes tiempo para preparar el futuro y saber extraer conocimiento e información útil, por mucho que nos pueda molestar, es que algo no funciona. O tu equipo no es válido, o tus procesos no son válidos, o simplemente, no sabes gestionar el talento que tienes a tu disposición, pero sin duda alguna, tu sabes que esto no es forma de trabajar.

No te voy a decir que delegues, sino que des poder a tu equipo para actuar sobre esos trabajos de bombero, equípales con las herramientas necesarias para actuar, fórmalos para actuar en consecuencia, y dedícate a explorar todo el universo de información que se pone a tus pies. Ten en cuenta que gran parte de tu salario se basa en usar tu conocimiento para expandir y asentar la empresa, no para cargar mangueras arriba y abajo haciéndote el imprescindible.

Si sigues trabajando de la misma forma que lo haces ahora, lo más probable es que acaben contratando a una consultora que acabará dándote un informe que básicamente replicará lo que todos ya sabían menos tú porque estabas demasiado ocupado haciendo un trabajo que no es el tuyo. Y no quieras saber que cara pondrás cuando comentes el informe con tu equipo y ellos te digan, si, ya lo sabíamos y te lo dijimos, ¿que contestarás tu entonces?

Película[3]


  1. El haiku es un género poético de origen japonés. Los haikus se escriben, según la tradición, en tres versos sin rima, de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Suelen hacer referencia a escenas de la naturaleza o de la vida cotidiana.

    Taller de escritores http://www.tallerdeescritores.com/ejemplos-de-haiku.php  ↩

  2. Pérez Reverte, Arturo. @perezreverte “El Yonatan y la Jessi”. 2012–03–26 http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/672/el-yonatan-y-la-jessi/  ↩
  3. Spotlight http://www.imdb.com/title/tt1895587/  ↩
Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 375
Lecturas hoy: 1

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.