Usted está aquí

Hola, ¿Es la competencia?

Hola, ¿Es la competencia?
Management

Competencia, Lider, Mercado, Nicho, Producto

Martes, 1 Abril 2014

Que te des de alta en las redes sociales, que te posiciones como experto, que generes contenido, que publiques de forma constante. Básicamente, haz más ruido que tu competencia. Fantástico, toda la estrategia se basa en hacer más ruido que el vecino de al lado. Y como ahora hay cada vez más competencia y hacer ruido es muy fácil, hay que hacer mucho más escándalo. Es maravilloso.

Se habla incluso de colarse en los grupos de la competencia para robarle clientes. Incluso nos dedicamos a copiar productos de la competencia con la esperanza de algún día desbancarlo usando sus misma estrategia. Y no nos contentamos con eso, sino que además hay gente que está dispuesta a financiar este tipo de aventuras. Un ejemplo es el de Box, que quiere salir a bolsa sin tener beneficios y que encima, no esperan tenerlos en breve. Vamos a ver guapetones, copiáis a Dropbox, perdéis dinero y queréis salir a bolsa para captar más dinero sin tener un plan financiero claro. Realmente es un poco de locos.

Internet es un mercado muy cruel, sólo el primero tiene beneficios y el resto se dedican a rogar por las migajas. ¿Buscadores?, Google, el resto se arrastra como alma en pena. ¿E-commerce?, nadie está en disposición de hacer sombra a Amazon y los que quedan se dedican a nichos de mercado y sectores concretos. Y así podemos seguir enumerando proyectos y más proyectos que o bien son el número uno, o sirven muy bien a un nicho específico. Las empresas restantes son carne de quiebra o, con mucha suerte, que alguna de las grandes las compre porque quizás haya alguna tecnología que les interesa.

Realmente es de catetos querer usar la lógica de la economía off-line en un sistema on-line. No es lo mismo vender refrescos que vender libros. Hay sitio y nicho para Coca-Cola y Pepsi, pero no para otra red social. Cualquier que plantee un nuevo producto que sea un calco de uno que ya existe pero con ciertas mejoras, como usar color verde en vez de azul, está condenado al fracaso. Quizás consiga financiación, pero solo para exhibir su desgracia durante más tiempo a no ser que venga una gran empresa y la compre. Y probablemente la compre para desmantelarla y convertirla en cualquier otra cosa que no tenga nada que ver con su idea original. Aunque lo más habitual es que desaparezca a base de desdén y desprecio. ¿Os suenan algunas de estas empresas?: Posterous, Tweetdeck, Feedburner, Dodgeball, Gowalia o ICTnet. Todas ellas tenían un producto y fueron compradas por alguno de los grandes y han desaparecido sin dejar rastro de los mismos.

La competencia es muy dura en este mundo de ceros y unos. Asegúrate de no copiar, o copiar rápido para hacerte con un nicho. Pero pelear con el mismo producto orientado al mismo sector, es condenarte a una muerte segura.

Película: Ghostbusters

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 413
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.