Usted está aquí

La planificación es el noventa por ciento del éxito

Tengo bastantes dudas de si el titular de este post es correcto, a veces el éxito viene porque le apetece, porque tienes suerte, sabes aprovechar el momento o por cientos de variables que no podemos y no solemos controlar, pero de un detalle si puedes estar seguro, puede que el primer éxito se deba a causas más propias de la física del caos[1] que del management, pero mantenerse si que exige planificación.

Ya sea que estás trabajando en una gran empresa o en una pequeña start-up habréis sufrido la experiencia de ir a salto de mata y de tener que improvisar más de la cuenta. En algunos casos puede que salga bien, pero cuanto más largo es un proyecto los errores de planificación[2] se pagan extraordinariamente caros.

Pero a pesar de toda la literatura al respecto, seguimos improvisando en áreas en las que tenemos experiencia, pero lo más grave, es que no sólo olvidamos los errores propios que cometemos, sino que cuando expandimos a otros sectores, añadimos el factor desconocimiento dando por válida la máxima de Domingo Faustino Sarmiento[3] que afirmaba la ignorancia es muy atrevida. Recuerdo personalmente una reunión en que una empresa quería entrar en el mundo del comercio electrónico y usar la tecnología que existía, después de escucharle durante dos largas horas me resumió su petición con un simple: bueno, básicamente es copiar al Amazon ese. Cuando le explicamos la complejidad, y los costes, de intentarlo su respuesta fue producto de la ignorancia porque para él era bastante sencillo porque todos tenían página web y no podía ser ni tan caro ni tan complicado.

Esto no solo ocurre en tecnología, también despertamos el día con el espíritu divertido y de la noche a la mañana queremos que un bufete nos haga una legal compilance[4] porque lo han leído en el periódico de turno. Por supuesto lo quieren para mañana y no entienden la complejidad de repasar todos los recovecos legales.

No voy a dar más detalles de cada sector porque creo que se comprende la idea, improvisar es malo, pero cuanto menos conoces el sector donde quieres introducirte o realizar una acción el riesgo aumenta de forma exponencial. Por eso es importante planificar. Saber que queremos, que medios se necesitan y el tiempo y la inversión necesaria. Cualquier otro tipo de aproximación es jugar a la ruleta rusa con el revolver completamente cargado.

Como resumen, la anécdota que siempre se cuenta en estos casos es cuando alguien quiere se madre o padre, le va a tocar esperar nueve meses y por mucho que page a nueve mujeres más, el niño va a tardar nueve meses en llegar. Pues este principio se aplica al mundo legal, al marketing, tecnología y cualquier tipo de sector.

Así que no os pido que os frenéis en vuestros planes, pero si que se haga una reflexión seria al respecto y luego, se siga la planificación que se realice -eso sí, con las correcciones que la realidad te indique-

Película: Historias de la puta mili[5]


  1. Rama de la física que estudia como las pequeñas desviaciones provocan grandes cambios http://plato.stanford.edu/entries/chaos/  ↩
  2. Frederick P. Brooks Jr.

    The Mythical Man-Month: Essays on Software Engineering, Anniversary Edition (2nd Edition) http://www.amazon.com/The-Mythical-Man-Month-Engineering-Anniversary/dp/0201835959  ↩

  3. Biografía de Domingo Faustino http://www.frasesypensamientos.com.ar/frases-de-ignorancia.html  ↩
  4. Resumiendo mucho sería el crear y mantener un sistema de administración de los riesgos legales eficaz e integrado en su estrategia.  ↩
  5. http://www.imdb.com/title/tt0107116/  ↩
Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 449
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.