Usted está aquí

Matar un proyecto

Hay ocasiones que tienes una idea clara, has visualizado el objetivo del proyecto, cual es su misión, su visión, su escala de valores. Está meridianamente claro el impacto social y los beneficios que aporta y no dudas en lanzarte a desarrollarla sin pararte a pensar en temas financieros. Cuanto más te adentras en el proyecto, más te enamoras de ella. Hablas con amigos, conocidos y realmente les gusta, lo ven claro, lo ven necesario y creen que es no solo interesante a nivel profesional, sino de un gran calado social. Con esta ilusión vas poniendo horas y más ...

Si quieres leer el contenido regístrate

Mantenemos abiertos los contenidos del último día pero si quieres acceder al histórico has de registrarte para poder leer sin limitaciones los más de 10 años de informacion que tenemos almacenada

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 273
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.