Usted está aquí

Cuando tu mercado son tus hijos

Cuando tu mercado son tus hijos
Imagen de Jose 	Salgado
Marketing

Cliente, Mercado, Producto

Viernes 19/07/13

A veces tengo la sensación de que esto de emprender es como ser padre. Tienes un producto, valores, que has de conseguir vender a tu mercado, tus hijos. Normalmente, si eres un padre como mandan los cánones, no vas a pivotar para adaptar tu escala de valores. Si aplicamos la filosofía de estos son mis principios pero si no te gusta tengo otros, creo que es mejor que te dediques a una vida disoluta o monacal, cualquiera de las dos opciones son válidas, pero no tengas hijos, por tu salud mental y por la salud mental de la sociedad.

En nuestro intento de colocar nuestro producto en el cliente, tenemos que tener claras varias facetas, tanto estratégicas como operativas, a la hora de implementar nuestro plan de marketing. A nivel estratégico estableces puntos de inflexión e hitos que se han de conseguir, al mes ha de dormir en su habitación, a los seis alternar comidas sólidas y biberones, al año que coma solo, a los dos años ha de ir sin pañales, a los cuatro que no moje la cama, y más o menos vas implementando la operativa en función de esta estrategia. Más o menos cada padre tiene su estrategia y objetivos distintos, para alguno será más importante el que coja unos hábitos para dormir y para otros la higiene, y para los de más allá que sonría cuando nos dedicamos a hacer el tonto delante suyo. Lo importante es tener claro que cada padre tiene la suya y es la que han de seguir, porque en esto de ser padres es como internet, todos tienen un blog y encima tienen opinión, y lo que es peor, no dudan en contártela cuando ni siquiera se la has pedido. Como padres tenemos que tener claro lo que queremos conseguir y en nuestro consejo de administración, o sea los padres, definirlo y ejecutarlo a través de nuestros directivos, de nuevo, nosotros mismos.

Pero para que una estrategia se cumpla, has de tener una operativa que lo sustente, y es aquí donde todos nos damos de bruces con el mercado, que hace lo que quiere, no sabe darte explicaciones y que tendrá saturado nuestro departamento de atención a cliente a base de quejas de lo más variopinto como que no pueden dormir porque se le cierran los ojos, o que si no come con las manos no puede masticar, o alguna que otra excusa todavía más peregrina.

A nivel operativo, para intentar salvar estas circunstancias tenemos varias aproximaciones.

PMC

Esta es la técnica más habitual en las primeras fases, principalmente porque tu hijo no sabe hablar, y encima, ni siquiera hace caso al e-mail marketing que le envías, vamos un CTR con un cero clavado. Así que ni corto ni perezoso optas por la estrategia de Por mis cojones (u ovarios en función de quién la ejecuta) y se hace lo que tu dices y punto (versión freemium) o sino, punto y pelota (versión premium).

Marketing Directo

Cuando ya ponen cara de que te entienden, y créeme, es más tarde de lo que te crees porque por muy mono que sea tu hijo no tiene un CI de 240, lo normal es plantarle el valor que quieres inculcar y comenzar un monólogo para vender sus virtudes. Que si has de dormir pronto porque así soñaras con los angelitos, porque cuando te levantes jugaremos juntos o porque lo que te apetezca decir en ese momento.

Awarness

Yo lo hubiera llamado culo veo culo quiero, pero queda mal como título. Se suele aplicar a las comidas y se suele usar en temas de comida. Cuando quieres introducir una nueva comida, una opción interesante es que la comas tu mismo delante de tus hijos. Es importante poner cara de satisfacción, para entendernos, como si fuera el anuncio de Herbal Essence pero sin fingir un orgasmo. Lo más normal es que el enano quiera probar lo que comemos y es posible que funcione. Bueno, en mi caso no solo funcionó sino que ahora, cada vez que ponemos mejillones y olivas, los cabritos se las zampan y no nos dejan ni uno.

Social Media Marketing

Llegará un punto en el que tus hijos tendrán que ir al colegio, y llegará también el momento en el que interactúes con otros padres. A nivel estadístico lo más normal es que tu hijo tenga cualidades que los otros no tengan y viceversa, así que el truco es usar lo que los otros hijos hacen bien para intentar crear cierta presión social para cambiar o incluir nuevos hábitos. Puede que suene cruel y despiadado, pero los amigos suelen ser la fuerza motora en muchas de las decisiones que tomamos, tanto como niños, adolescentes y adultos. Hhay mucha literatura al respecto de como la presión social hace que cambiemos nuestro criterio, incluso teniendo razón. Es por eso que saber quienes son sus amigos es una de mis preocupaciones, afortunadamente para mi, las amistades de mis hijos tanto los hijos como los padres son personas con dos dedos de frente y cinco en cada mano.

Storytelling

Contar historias, mismamente como los cuentos, para empezar a fijar ideas en sus cabezas. Las historias pueden ser desde variaciones de los clásicos a invenciones propias, pero todas orientadas a un cumplimentar un objetivo: comer verduras, saber sentarse, hacer caso a los padres, etc… Lo importante es crear una buena historia que enganche. Yo en mi caso tengo la historia del perro sin patas del circo, que vive diferentes aventuras en función de que tipo de idea quiero inculcar. Aunque reconozco que a veces no tengo ninguna idea que inculcar y simplemente dejo que me lleve la imaginación de un perro gordo, pachón, sin patas y que trabaja en el circo, ¿a que se te ocurren cientos de historias para este personaje?

Estudios de mercado

En algunas ocasiones es bueno saber cuales son las barreras que hay a tu producto, con lo que es bueno realizar un estudio para saber porque no acabas de hacerte con el mercado. Las respuestas normalmente son inservibles, porque como dijo aquel, la gente no sabe lo que quiere pero si sabe lo que no quiere. En todo caso, pueden servir de pista para darte cuenta que la barrera de entrada para implementar una higiene bucal como mandan los cánones es que la pasta de dientes les pica mucho, o que el cepillo es muy grande, o cualquier otra variante.

Resumiendo, que siendo padre te das cuenta que no siempre la mejor opción es la que tus hijos escogen, y hay que ser muy creativo, paciente y constante para inculcar ciertas conductas y comportamientos. Y lo más importante, y creo que sería la frase que resumen el post, quien quiere aprender siempre encuentra una fuente de inspiración para otros campos de su vida, y os juro que no hay nada más enriquecedor que los niños, te sorprenden a cada minuto y te obligan a adaptarte más veces y más rápido que cualquier mercado que conozca. Eso si, como padre tengo siempre el recurso del PMC, que en el mundo real no se puede usar a no ser que seas el dictador de una república bananera.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 699
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.