Usted está aquí

Misión, Visión y los valores ya veremos

Misión, Visión y los valores ya veremos

Martes, 24 Octubre 2017

Llevo un tiempo escribiendo por encargo y por obligaciones de trabajo, falta de tiempo y que encima me ha dado por volver a jugar a basket con los padres del colegio, no he me dejado llevar por este teclado. Pero hace ya unos días que tengo el gusanillo, el paso del tiempo que ha acumulado posos que necesito sacar y esta es mi mejor herramienta, que desoyendo consejos, digo lo que pienso y luego me toca cargar con las consecuencias.

Que os voy a decir del título, la realidad financiera se come cualquier atisbo de humanidad en las empresas, y sino que le pregunte a Google que de don’t be evil a ser la próxima amenaza de la humanidad en menos de diez años y todo por unos beneficios, que siendo millonarios, no creo que pudieran calmar conciencias de las personas grandes de espíritus. Otro tanto le ha pasado a muchas empresas, que vendían un producto humano que se ha convertido en algo que hemos materializado, procesado, troceado, y dividido en acciones para mayor regocijo de accionistas y prejuicios de la humanidad: AirBnB, Uber, y un largo número de empresas tecnológicas y no tan tecnológicas.

Como los que se saben vender de marketing -y no los que saben de marketing- siempre aconsejan tener ciertas frases que suenen bien, como la Misión y la Visión. Te colocan facturas por pensar una frase que venda que casi diría que es un robo, salvo que crearlas es complicado lo difícil es justificar que sirvan para algo. El problema viene cuando hablamos de valores, ¿que defiendes?, ¿que haces realmente en tu día a día?, como dijo uno con barbas hace tiempo: no me cuentes lo que haces, enséñamelo.

Los que saben comunicar te pueden pintar un mundo de gominola, dónde las fuentes brota zumo de naranja y las bombillas son luciérnagas enamoradas que alumbran el paso de los felices habitantes de Fantasía, pero una vez pasada la versión demo y entramos de lleno en su realidad, nos damos cuenta que no es que nos hayan engañado, es que queríamos creer que era posible que nos hemos dejado engañar solos. Como decía Fox Mulder, We Want to Believe pero en el proceso nos dan unas hostias como panes que se nos quitan las ganas de believe y mamasita que me quede como estaba.

Todos claman ser la séptima virtud, el paradigma del último caballero pero pocas se salvan de ser una empresa sin más valores que ganar más, gastar menos y si puedes apretar a clientes y proveedores, hazlo porque según su credo sería de estúpidos no hacerlo. El win win es una estupidez que se diseño para los bobos que creemos que puede existir una mundo mejor, un lugar donde no has de degollar al contrario sino que puedes convivir con él, que la competencia es un aliciente para mejorar y que los clientes no existen para amargarte la vida, sino para que sigas centrado en crear mejores productos.

Pero como he dicho, a veces tienes un momento de Epifanía y ves la realidad, o quizás es que estás ya muy cansado y quieres volver a disfrutar de la cosas pequeñas pero no tienes los momentos para hacerlo, y toda esa acuarela de tonos pastel que te han pintado para distraerte, se desdibuja con las lágrimas de tu impotencia.

Película[1]



[1] Mission: Impossible - Ghost Protocol

Sin votos (todavía)
Lecturas: 80
Lecturas hoy: 2

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.

Comentar