Usted está aquí

Tener un recurso no te obliga a usarlo

Tener un recurso no te obliga a usarlo
Imagen de Jose 	Salgado
Operaciones

Lógica, Recursos

Jueves 12/03/15

Hay un aspecto en el baloncesto de base que me gusta mucho, todos los jugadores han de saltar a la cancha y disputar al menos dos cuartos. Es interesante porque al entrenador le obliga a pensar como distribuir de la forma más eficiente sus recursos, y los niños tienen la posibilidad no solo de entrenar, sino de descubrir la diferencia entre un entreno y un partido. Es una mejora que involucra a los niños en todo el proceso de entrenar y competir, pero plantea un problema al entrenador, sobretodo si tu equipo es de un colegio y no de un club. La diferencia no es sutil, en un club los niños pasan un filtro en base a su nivel o su constitución física. Si estás en un colegio tienes los jugadores que se apuntan, que no siempre consigues llegar hasta los ocho jugadores que necesitas, y siempre tienes a un torpe, a un despistado y a un juerguista que te interrumpe el ritmo normal de los entrenamientos.

Pero esta virtud presente en el deporte infantil es un contrasentido cuando somos adultos, y sobretodo en empresas. Usar recursos por la sencilla razón que los tenemos es una tontería. Es como añadir ketchup al yogurt por el simple hecho de no dejar solo al ketchup en la nevera. Los recursos se han de usar cuando son necesarios, y si tienes un recurso que llevas tiempo sin usar, tienes dos opciones: o lo vendes o el equipo comercial ha de trabajar para comercializarlo.

Si insistes en usar ese recurso, te darás cuenta que no es el adecuado, que necesitas ampliarlo o añadir accesorios y después de todo ese camino estéril, te darás cuenta que si hubieras optado por la solución más lógica habrías ahorrado tiempo y dinero.

Película: Up the Creek

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 431
Lecturas hoy: 5
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.