Usted está aquí

Dame un punto de apoyo y me haré una siestecita

Dame un punto de apoyo y me haré una siestecita
Imagen de Jose 	Salgado
RRHH

Apoyo, Cambio, Palanca

Jueves 15/01/15

Es cierto, la frase original de Arquímedes era dame un punto de apoyo y moveré el mundo. El quería constatar que con una palanca lo suficientemente grande y un lugar donde apoyarla, sería capaz de mover cualquier objeto, por muy grande que sea. Pero como tiendo a ser un poco irreverente, reivindico mi rol de vago proactivo, yo soy más de honrar una de las mejores tradiciones de nuestras tierras: la siesta.

En todo caso, este principio es válido para el mundo de la empresa, que al fin y al cabo es de lo que se supone que va este blog. Simplemente tenemos que ajustar algunos conceptos y funciona a la perfección, cambiamos el punto de apoyo por dirección, o algún rol relevante o respetado, y la palanca la podemos relacionar con el dinero o con el tiempo -supongo que la expresión apalancamiento financiero debe tener alguna relación- y ya tienes el modelo de Arquímedes con las dos variables fundamentales.

Podemos leer cien libros de management, ir a todos los cursos habidos y por haber pero podemos simplificarlo todo de una forma que hasta yo mismo puedo entenderlo: si quieres provocar un cambio necesitas tiempo y autoridad. Como ya he dicho, el tiempo se puede cambiar por dinero en ciertas circunstancias, de hecho el tiempo nos proporcionará el dinero, o bien el dinero nos comprará tiempo. Respecto a la autoridad, me refiero a la autoridad más relevante, y cuanto más arriba esté situada, mejor funcionará.

Este ejemplo lo vemos constantemente, cuando una empresa quiere modernizarse y poner un pie en estas cosas de internet y las redes sociales, designa a un responsable que pasaba por allá y que parece que tiene Facebook, se le da un presupuesto más limitado que mis entendederas y un plazo de tiempo inferior al ciclo vital de la mosca del vinagre. Los resultados son obvios, el bueno de Povedilla quizás tenga Facebook, incluso que tenga blog y todo, pero cuando insiste que todos los empleados tengan correo electrónico las cosas se complican. Muchos dirán que es un gasto que Mari, la secretaría tenga correo, o que el de logística no necesita correo para nada. Y lo que suele ser la smoking gun de todo el proceso, todos los directivos quieren una cuenta, pero se niegan en redondo a usarla, que para eso está la secretaria.

Por mucho presupuesto que tengan, este plan está condenado al fracaso. Si dirección pasa de usar el correo, ¿porqué el resto tenemos que tenerlo, y encima usarlo?.

Si tu proyecto no tiene puntos de apoyo, también llamados padrinos en algunos sectores, da igual que sea bueno, da igual que sea rentable en menos de un mes, que va ir directamente a la carpeta de proyectos fracasados. Si no hay convicción, implicación y apoyo explícito y sin fisuras de los líderes de la empresa, es mejor guardarte las ideas para cuando vengan tiempos mejores, o para cuando cambies de trabajo.

Película: The Odd Couple

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 380
Lecturas hoy: 0
Imagen de Jose 	Salgado

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.