Usted está aquí

De esos barros vienen estos lodos

De esos barros vienen estos lodos
RRHH

Crítico, Evolución, Filosofía, Pensar, Sociedad

Viernes, 23 Octubre 2015

Ayer leí el post de #Salvemoslafilosofía de Arancha Ruiz, y me dio por pensar. Se que es un error, que pensar está sobrevalorado, no sólo en este país, sino en la civilización actual y además, cuando te pones a pensar le coges el gustillo a esto de intentar entender el mundo y a buscar explicaciones. Como suele pasar, cuando tienes preguntas acabas con más dudas que respuestas y depende sobre que tema estés reflexionando, un enfado bastante notable.

No voy a volver a enumerar los argumentos de Arancha, pero creo que es un tema que hemos de reflexionar y reflexionar muy en serio. El nivel de la educación es paupérrimo y da vergüenza ajena ver circular a personas sin tener los mínimos conocimientos básicos y lo que es peor, sin ninguna herramienta que les permita salir del estado de idiocia perpetua en la que están sumidos.

Me cuesta entender como es posible que cada vez que alguien se hace con el poder en este país lo primero que hace es derogar la ley de educación del gobierno anterior, y sino puede, mete mano hasta el píloro para adecuarlo a sus intereses partidistas. Con tanto cambio, tanta pedagogía de personas que no han visto un niño más que en las fotos de un libro, políticos que no entiendan nada más que el mantener su silla y no el bien común a largo plazo, nos estamos cargando nuestra sociedad.

Es posible que a muchos no nos importe, total, yo hemos pasado por el colegio y ahora ya no os preocupa. Y sin daros cuenta, sois víctimas de la estupidez que se contagia sin que ni siquiera notemos los síntomas. ¿Me podéis explicar que país vamos a tener cuando os jubiléis y los que accedan a puestos de poder sean las mismas personas a las que les hemos hurtado de las más mínimas herramientas para procesar la realidad?, ya podéis empezar a ahorrar para emigrar en vuestros años grises porque aquí no habrá quién pueda vivir.

Lo que también me preocupa es que esta banalización del esfuerzo, del pensamiento, hace básicamente mella en los colegios públicos, pero los privados han permanecido más o menos impermeables. Curiosamente, la mayoría de los políticos que nos mandan llevan a sus hijos a centros privados para evitar que sean idiotas, o si ya son idiotas por genética, que no se note demasiado que lo son.

Tenemos que recuperar el control de nuestro futuro, y eso pasa por educar mejor a nuestros hijos. Yo no soy pedagogo, soy padre, y no me cabe en la cabeza que de estos temas tan serios como es la educación se haga política de trinchera, usando argumentos demagógicos simplemente para arañar unos votos. Sentaros de una maldita vez y sacar un programa válido, que integre, que premie el esfuerzo, y que a los que destaquen se les ayude a llegar más lejos, y a los que no pueden, acompañarlos para que no sean el burro de la clase.

En serio, que nos estamos jugando el futuro, y el futuro ya está aquí y ni siquiera nos hemos enterado, ¿o acaso parece ayer cuando fuisteis a ver Regreso al Futuro?

Película: Los santos inocentes

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 328
Lecturas hoy: 1

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.