Usted está aquí

Gente corriente

Gente corriente
RRHH

Gente, Personas, Conocer, Escuchar

Jueves, 20 Octubre 2016

Este va a ser un post breve porque las mejores verdades son sencillas y no necesitan más de ochocientas palabras para ser descritas, pero si necesitas más de cinco minutos para poder entenderlas, procesarlas y asumirlas. 

Tengo que reconocer que necesito gente, gente a la que quizás tu no prestarías ni cinco minutos de tu tiempo porque aplicas tus categorías mentales y los catalogas en el sector de no me interesan y no me importan, pero yo necesito de la gente. Todas y cada una de las personas que pueblan la tierra tienen algo de especial y son interesantes y valiosas por si misma.

Si esta razón no fuera suficiente, de vez en cuando te cruzas con alguien que podrías catalogar de normal tirando a poco interesante y cuando la conoces, la realidad te coge de las solapas, te zarandea y te hace ver en realidad son ángeles camuflados de personas. Son seres que con dos minutos son capaces de abrirte la mente a nuevos conceptos, nuevas percepciones, nuevas ideas y alimentar tu mente para meses y meses.

Quizás no te hayas topado con ninguna que caiga en la categoría de extraordinaria, pero aún así me gustaría que perdieras cinco minutos de tu tiempo en conocer a alguien, a un extraño, a aportar lo más valioso de tu vida que es tu tiempo en ayudar a alguien, a abrir no tu corazón sino tus oídos para que comprobar que la vida de otros es fascinante, ya sea por las dificultades que han pasado o como se han levantando después de que la vida les haya maltratado hasta límites que no creías posible. 

Regala cinco minutos, no son mucho y te aseguro que recibirás a cambio más de lo que pensabas y que crecerás más como persona que leyendo libros de autoayuda, de coaching y todas estas historias. Simplemente siéntate y escucha con el corazón y no necesitarás que ningún experto te guíe porque delante tuyo tendrás no solo a un experto en algún tema que desconoces, sino que además te podrá contar sus vivencias en primera persona para que puedas expandir los límites de tu universo.

Desde mi rincón, reconociendo que soy un borde, un cínico, que no soporto las multitudes y que conocer gente me supone un esfuerzo tremendo, os puedo asegurar que cuando he dejado de lado esta faceta de mi personalidad, siempre he conseguido crecer como persona y con este simple truco de escuchar, de regalar un poco de tu tiempo.

Película[1]


[1] Ordinary People

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 462
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.