Usted está aquí

Lo siento George, Ray tenía razón, internet nos ha destrozado

Lo siento George, Ray tenía razón, internet nos ha destrozado
RRHH

Conocimiento, Internet, Sociedad

Lunes, 11 Noviembre 2013

Me sabe mal decírtelo yo, que soy un don nadie, pero después de leer vuestros libros: 1984 y Fahrenheit 451, las conclusiones son claras. Si, soy consciente de que tu novela tiene más tirada y asusta más: un mundo controlado y dónde todas las informaciones se filtran, tergiversan y falsean para mayor gloria del partido. Pero la realidad ha acabado la razón a Ray, o al menos en parte. Nosotros somos nuestros peores enemigos, y no hay mejor censura que evitar toda censura.

Cuando un sistema intenta controlar toda la información y todos los canales, de forma paralela, la resistencia de la población a esta censura y buscan saltarse esta censura de cualquier forma posible: panfletos, fascines, revistas, radio, lo que fuera con tal de recibir informaciones que pusieran en tela de juicio la versión oficial.

Cada uno de los medios que han aparecido en la historia de la humanidad ha prometido lo mismo, liberar al ser humano, liberar el conocimiento, fomentar la educación y crear lo que podría ser el superhombre informado. Hemos pasado de la imprenta a la radio, pasando por la televisión y ahora tenemos Internet y las autopistas de la información. No voy a ser tan necio de negar que todos estos medios pueden y a veces fomentan, el divulgar el conocimiento. Solo hay un problema, cuanto más puntos de emisión existe, más difícil es separar el conocimiento de la información y este del ruido. Si esto no fuera suficiente, si a la gente no solo no le censuras los canales, sino que le das medios de entretenimiento para alienarlo de su realidad, este obviará toda información crítica y sólo consumirá medios blancos, blandos e insulsos. Conclusión, no es necesario censurar nada.

Cuando los emisores de información eran limitados, esconder y ocultar información era complicado. Había que controlar a los actores y no siempre era posible, y del mismo modo, no podías ofrecer todas las alternativas para satisfacer las necesidades de dopamina de la población, ni en cantidad ni en variedad. Ahora tenemos internet, donde puedes crear un blog o doscientos para fortalecer un punto de vista y arrasar cualquier opinión divergente.

Del mismo modo, ha facilitado el que esta cantidad ingente de información sea procesada, analizada y estudiada. Ahora los gobiernos puede saberlo todo de nosotros, no porque nos interroguen, sino porque hemos dado libremente toda esa información privada, confidencial e íntima que hace que nosotros seamos lo que somos.

Es triste ver que ahora, cuando el conocimiento está ahí, al alcance de una url, sea cada vez más difícil encontrarlo porque está enterrado detrás de millones y millones de páginas. Conseguir un dato que pueda sustentar una teoría es cada vez más complicado, y a su vez, toda la tecnología que poseemos para llevarnos un peldaño más arriba como sociedad solo sirva para que consumamos vídeos de gatitos.

Por esta razón creo que deberíamos de volver a introducir la filosofía en la educación, el espíritu crítico, el análisis comparado, y la cabezonería de cuestionarse la realidad de forma constante y eficaz.

Su voto: Ninguno (1 voto)
Lecturas: 230
Lecturas hoy: 0

Con formación en psicología y con un Máster en dirección de empresas, la curiosidad y las ganas de aprender han sido el motor de mi carrera profesional. Por este motivo he participado en proyectos de todo ámbito, ISPs, Comercio electrónico, Plataformas de e-learning, Comunidades de práctica y Redes sociales profesionales. Todo este historial profesional me ha llevado a tener una visión global de la empresa y una perspectiva orientada a negocio, donde el cliente se sitúa en el centro de todas las operaciones de marketing, ventas, tecnología y de gestión de recursos humanos.