Venga

Perrismo espectacular es lo que tengo, creo que mantener dos blogs es una matada y quizás voy a eliminar este blog para dedicarme a cosas más interesantes. Porque la verdad, para lo poco que publico y las tonterías que dijo, mejor dejo solo el blog profesional y mis tonterías las hago privadas.

Vamos a hacer deberes

Hay un debate sobre si los niños tiene muchos deberes o no, yo no soy un experto pero soy padre, y para mi gusto no es tanto que tengan deberes sino la estupidez de los deberes que tienen. Ahora mismo están estudiando la planta, y en vez de explicar y entender para que tiene las plantas cada una de sus partes, básicamente memorizan todas las partes sin tener remota idea de para que sirve ni porqué están ahí.

En matemáticas es más de lo mismo, sumas y más sumas sin intentar crearles una idea de porqué el mundo matemático funciona, de porqué es un lenguaje universal. Simplemente más sumas y más restas. Vale que la repetición ayuda a memorizar, pero el grabar conocimientos a fuego sin saber con que están conectados es una perdida de tiempo y de capacidad neuronal.

Pero de momento es lo que toca, y como padres, nos toca aguantarnos y ayudarles en la medida de lo posible -y sin pasarnos- a que memoricen de arriba abajo las partes de las plantas y si tienes la suerte de que se te ocurre una historia para que lo comprendan mejor, ten cuidado no sea que estés interfiriendo con su aprendizaje. Yo quería ayudar a sumar a los enanos usando un ábaco y casi me crucifican, y ya no os explico el reducir las sumas a unidades de diez para ir más rápido.

Esta es la educación que tienen, y por eso es más importante que nunca que los padres tomen cierto control, porque si tu hijo es de los que se aburre vas y van a sufrir de lo lindo.

Los domingos mañaneros

Ayer me pasé el día actualizando la web y cambiándola de proveedor, son esas pequeñas cosas que te tocan hacer cuando ves que es más lenta que le caballo del malo y da igual que pijadas hagas -caches, etc- que sigue sin tirar como mandan los cánones.

El caso es que hoy me he levantado para ver los logs de rendimiento y me he dado cuenta que hacía siglos que no escribía en este blog, que es el que uso para mis tonterías diversas y varias, con lo que en vez de preparar el post de la web seria me he dicho a mi mismo, venga, escribe algo.

La verdad es que es la mejor opción porque llevo despierto desde las siete gracias a los enanos y por mucho que les he dejado todo preparado para que estén a su aire, no paran de llamarme para interactuar conmigo. Por dios, si me conocen desde que nacieron y saben que soy un arisco con gafas, pero nada, ellos son así de amorosos y te llaman para cualquier cosa, desde que tienen hambre hasta que les abras la pasta de dientes. Pero fijaos bien condenados, eso que os sale de los hombros se llaman brazos y al final de tenéis una cosas con cinco dedos que se llama manos, ¿y adivinar qué?, que sirven para abrir cosas, incluido la pasta de dientes.

Por eso, y porque me conozco y si me pongo a trabajar y me desconcentran se me activa el gen berserker, he optado por noh hacer nada más que leer cuatro cosas y sobretodo, jugar con ellos. Ahora que se han cansado de mi, he pensado que era buen momento para dejar caer cuatro líneas.

En todo caso, ahora que revisaba los blogs, me fascina que este tenga un page rank de dos, a pesar de que le hago menos caso que a las uñas del pie, y al que dedico más tiempo siga ahí, anclado en un miserable uno, que no es que sea el primero sino que la puntuación va como las notas y es un auténtico muy deficiente de mi época.

Por el amor de todos los ángeles del cielo, ahora mi vecina… así no se puede trabajar, menos mal que luego me va a sobornar con unos bombones. Ayer se fue a hacer un curso de esos de chuparse los dedos y supongo que le habrá sobrado alguno y que mejor que dar chocolate a una persona que es alérgica. Si eso no es empatía que baje Dios y lo vea.

Ahora me tengo que ir, los enanos han acabado de preparar una obra de teatro y tengo que vera, no se si pintarme unos ojos en los párpados y fingir que la veo o directamente tirar los globos oculares al lavaplatos después del evento para recuperarlos.